VEINTE AÑOS DE FORMACIÓN Y MISIÓN

El colegio seminario “San Carlos”
G.José Chaminade, de alumno a compañero en la misión

 

Comuna francesa, del departamento de la Dordoña y región de Aquitania, Mussidan es un pueblo pequeño, que ha oscilado entre los 1450 habitantes en tiempos de Chaminade y los 2.800 actuales. Nunca ha sobrepasado los 3300. Mussidan es una población, aguas abajo delrío Isle, que ha pasado antes por Perigueux. Es como una imagen de la vida del fundador: infancia en Perigueux y juventud en Mussidan. Las dos imágenes siguientes nos ofrecen: una vista de ese río que une ambas ciudades; y una panorámica aerea de Mussidan a orillas del Isle, que antes de llegar al pueblo, parece recrearse en él, y lo mira dándo una curva antes de pasar a su lado… En medio de Mussidan pasa el río Crempse, dándole a Mussidan ¡un cierto aire veneciano con sus puentes en el interior del pueblo…!

mussidan_2

mussidan_3

Y es que Mussidan es un pueblo con encanto… Allí disfrutó Chaminade en las edades de más cimiento para las personas, allí se formó, allí escuchó de forma ya clara la voz de Dios y fue educado en la fe, y allí se comprometió en la misión del colegio “San Carlos”, junto con sus dos hermanos mayores. En Mussidan pasó Guillermo José Chaminade veinte años de su vida: del 1771 al 1991. Es por tanto un periodo importante de su biografía. Curiosamente los hermanos Chaminade dejaron tanta huella en Mussidan que tienen una calle dedicada en el pueblo, en recuerdo de la misión que desempeñaron en él.

Si observamos la foto aerea de Mussidan, aparecen los tres lugares marianistas claves: en primer lugar el Colegio seminario San Carlos (1), que regentaban los hermanos Chaminade y donde Guillermo José fue primero alumno y más tarde profesor, administrador y capellán; elsantuario de Nuestra Señora de la Roca (2), junto al río Isle; y la iglesia parroquial San Jorge (3), que guarda hoy la imagen del santuario. Estos son los lugares a visitar. El paseo debe comenzar desde el río, adentrándose en el pueblo, y buscando, por la calle principal que viene del puente, el lugar del colegio…

mussidan_4

1. EL COLEGIO SEMINARIO “SAN CARLOS” en realidad no existe. Es una pena, pero es así. Sin embargo, encontrar su emplazamiento es fácil porque sabemos muy bien dónde estaba: su lugar está ocupado hoy por el Ayuntamiento de Mussidan, jardines y aparcamiento de la plaza posterior. Además nos encontramos con la grata sorpresa de que al llegar al Ayuntamiento, en la calle lateral que abre a la plaza posterior, aparece el nombre de la calle dedicada“Calle de los Hermanos Chaminade, fundadores del Colegio San Carlos de Mussidan”. No es exacto, porque los Chaminade no fueron los fundadores, sino Dubarailh y Mouran, unos 25 años antes de que llegara Guillermo José a Mussidan. A causa de las leyes emanadas de la Revolución, los que llevaran el colegio no podían ser religiosos. Así se creó la “Asociación de Sacerdotes diocesanos”, constituida bajo la protección de San Carlos. Ha sido muy corriente en la Iglesia dar el nombre de San Carlos Borromeo a muchos seminarios, porque este gran cardenal que aplicó el concilio de Trento, impulsó la creación del Seminario moderno. Se llamó tambiénMisión de Mussidan Congregación de San Carlos de Mussidan. Los miembros de esta congregación sacerdotal, tenían votos privados y una regla estricta de vida. En tiempos del máximo apogeo, incluidos los candidatos, llegaron a ser unos veinte. El objeto del Colegio era recibir a los niños internos a los 10 años, y educarlos hasta la etapa de la Filosofía incluída. Después pasaban al Seminario Mayor de Périgueux o iban a Facultades de Teología. En principio era como un Seminario menor, pero para ayudar su economía admitía también alumnos ordinarios, no destinados al sacerdocio, que se educaban junto con los futuros seminaristas. Los hermanos de Guillermo José estaban ya allí cuando llegó este: Juan Bautistaera el administrador del colegio, y Luis llevaba un año como alumno. Los Chaminade no fueron los fundadores, pero sí que es verdad que fueron los refundadores: los que le dieron su prestigio como centro educativo y religioso.

No podemos visitar por tanto el colegio, pues no existe ya. Debemos evocarlo en el jardín tras el Ayuntamiento, recorriendo las calles del pueblo, paseando junto al Isle, o por los puentecillos del Crempse… Guillermo José estudió allí, se preparó a la confirmación y primera comunión, sintió la vocación al sacerdocio, dedicó unos periodos de tiempo a estudiar teología (¿Burdeos, París?) y luego… a trabajar como profesor, administrador y capellán.

2. EL SANTUARIO DE “NUESTRA SEÑORA DE LA ROCA”. Existe el edificio, pero ya no se utiliza para uso religioso. Está desacralizado y convertido en un salón de uso cultural (cine, exposiciones, conferencias). Es otra pena en Mussidan… pero eso es lo que hay. De todas formas, nos podemos acercar a ver por fuera el edificio del Santuario, bien llegándonos a la puerta principal, desde la placita, o bien cruzando el Isle y contemplarlo desde el otro lado del río. Esta opción es la más espiritual, “romántica” y aconsejable, porque así mos hacemos a la idea de que sigue siendo un Santuario y allí nos espera la Virgen de la Roca… De todas formas, también es bonita la vista desde un mirador situado tras el ábside del santuario, desde el que se contempla el río y los campos. En este santuario fue capellán Guillermo José Chaminade, aquí celebró muchas veces la Eucaristía, y aquí vino a despedirse de Mussidan antes de marchar a Burdeos, cuando con la Revolución de 1789, los sacerdotes franceses fueron obligados a convertirse en funcionarios (Constitución civil del clero). Los Chaminade no aceptaron esa ley y fueron expulsados del pueblo en 1791 (en realidad, solo Luis y Guillermo José, puesto que Juan Bautista había muerto ya en Mussidan en 1790). Guillermo José también ejerció su sacerdocio en el HOSPITAL que estaba junto al colegio: este sí se conserva y lo podemos visitar: hoy es una Residencia de mayores, y la reconocemos fácilmente en la misma calle principal, justo antes de llegar al Ayuntamiento y la placa de la calle dedicada.

3. LA IGLESIA PARROQUIAL “SAN JORGE”. El interés de este templo está en que guarda en una capilla la imagen de Nuestra Señora de la Roca, de visita obligada en Mussidan. Es una imagen muy curiosa, con una Virgen de la Piedad que tiene a Cristo muerto entre sus brazos, pero que tiene también a un niño agarrado, que se le abraza por un costado y brazo de María. ¿Este niño es un ángel? No parece, ya que no tiene ninguna alusión angélica en la escultura. ¿Es una imagen simbólica que integra a la vez el misterio de la Encarnación (el niño sería Jesús recien nacido) y el de la Redención (Cristo bajado de la cruz)? Delante de esta imagen oró y celebró Guillermo José. Hay que acercarse a San Jorge para orar ante ella.

Y ahora, fotos de Mussidan, donde podemos ver algunas de las cosas que hemos comentado: de arriba a abajo, y de izquierda a derecha: placa de la calle dedicada (junto al Ayuntamiento); jardines de la plaza trasera del ayuntamiento (al fondo la torre del hospital); hospital donde G.José trabajó como capellán; puentes de Mussidan sobre el río Crempse; la imagen de Nuestra Señora de la Roca (Iglesia parroquial de San Jorge); el santuario de Nuestra Señora de la Roca (señalado con una flecha), desde el otro lado del río Isle.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

mussidan_7_crempse

Y si quieres comer algo tras la visita… quizá puedas probar las aves de corral que son muy típicas de allí, y algunos derivados ricos, como los patés. Y es que…estamos en Perigord. Y luego, un descanso junto al río. ¡Buen viaje a Mussidan!