LOMPIAN Y LOS “TERRITORIOS” DE ADELA

 

Trenquelléon es su casa desde que nació (1789), hasta que se marchó a Agen, para la fundación de las Hijas de María (1816). Solo estuvo ausente de aquí los tres años de exilio (primavera de 1798 a noviembre de 1801). El castillo-palacio de Trenquelléon ya lo hemos presentado, y ahora vamos a viajar por “los territorios” de la acción adolescente y juvenil de Adela, en el entorno más o menos lejano de Trenquelléon hasta 1816. Sin embargo, el primer territorio de Adela en esos años, es evidentemente esta casa natal. Por eso el primer recuerdo vuelve a ser de ella. En Trenquelléon Adela abrió su casa a tantas personas (familias, amigas) y especialmente trató a Juan Bautista Ducourneau. Lo citamos aquí porque fue al mismo tiempo, preceptor de su hermano Carlos Policarpo, y la persona que más le ayudó desde que llegaron del exilio (1802). Adela tiene 13 años y Ducourneau 37. Ducourneau es seglar, muy culto y recibe el encargo del barón de dirigir la educación de su hijo. Pero enseguida se gana la admiración de todos y especialmente de Adela. Esta le confiará sus inquietudes y él le ayudará a cuidar la vida espiritual a través del famoso “Reglamento” de vida espiritual de Adela, que conservamos y que nos causa asombro: cómo una chica de 13 años es capaz de acoger una propuesta de vida cristiana tan honda y exigente.

El pueblo a cuyo término pertenece Trenquelléon es FEUGAROLLES. Esta pequeña población está muy cerca del palacio, y se ve incluso desde los jardines de este. En la iglesia parroquial de San Ciro y Santa Juliana fue bautizada Adela en 1789. Años más tarde acudirá a confesar y a pedir guía espiritual a su párroco, pero no cuajará la relación con él, sobre todo porque encontrará pronto a un sacerdote que será su guía todos esos años. En las fotos siguientes, unas imágenes de Feugarolles: el canal del Garona, la iglesia parroquial, y la pila bautismal de Adela.

lompian_1_feugarolles_baise

  

En 1803 tiene lugar la confirmación de Adela, que hace en las carmelitas de Agen. Adela no sospecha todavía que esa será la ciudad fundacional de su congregación religiosa en 1816. De momento Adela es una chica de 14 años con una cuidada vida espiritual, y una educación seguida por sus padres, y por el señor Ducourneau. Unas imágenes de AGEN, para abrir boca, ya que volveremos a viajar a la capital del Agenesado años más tarde… Las imágenes nos muestran una de las fotografías más antiguas de la ciudad, con la catedral (San Caprasio); y una foto actual del canal del Garona y la ciudad al fondo. En Agen residirán varias de las amigas de Adela.

lompian_4_agen_1870

lompian_5_agen_saintefoy_canal

En 1808 tiene lugar en FIGEAC, la entrevista de la madre de Adela con el congregante Lafón, que será decisiva para la correspondencia y posterior encuentro entre Adela y G.José Chaminade. Figeac está bastante lejos de los territorios habituales de Adela, pero la citamos por la importancia que tiene en la historia marianista. Una foto de esta preciosa ciudad francesa, nos evoca ese día en el que la historia de Adela y la de Chaminade se empezaron a cruzar y entrelazar.

lompian_6_figeacvillage

Pero es LOMPIAN, en su sencillez, el pequeño caserío y la iglesita que se llevan la palma en esta historia de territorios preparatorios de la fundación de Adela. Cerca del pueblo de Damazán, cerca del río Garona. A cuatro horas andando desde Trenquelléon. 1806: en Lompian, aparece el párroco, P. Juan Larribeau, cuya personalidad y entrega pastoral cautivan a Adela, y a quien se va a confiar espiritualmente de ahora en adelante. Con su ayuda y con los consejos de Chaminade desde Burdeos, fundará Adela la “Pequeña Asociación” primero, y luego soñará en una comunidad religiosa. Invitará a varias amigas, con quienes se carteará (el ejemplo más llamativo Águeda Diché a quien dedicará gran parte de su correspondencia de esos años). Con sus amigas organizará retiros y momentos de encuentro en la pequeña población de Lompian, junto a la parroquia de Juan Larribeau, que estaba inscrito incluso como como congregante de la Inmaculada de Burdeos. Lompian será entonces el catalizador del momento decisivo. Allí prepararán los esbozos de la Regla de Vida que luego convertirán en vida en Agen a partir de 1816. En las imágenes siguientes, algunas fotos de la situación de “los territorios de Adela”, y especialmente la zona de Lompian.

lompian_7_tierras_de_adela

lompian_8_lompian_y_damazan

lompian_9

Si alguna vez vas por Agen y se te ocurre pasear por pueblos del Garona abajo… no dejes de pasar por los canales y los campos de labor agrícola y espiritual de Lompian y sus recuerdos. Allí soñó Adela con sus amigas la vida religiosa marianista.