“El Lenguaje poético cambia nuestro modo de habitar el mundo.
De la poesía recibimos un nuevo modo de estar en el mundo, de orientarnos en este mundo”
(Paul Ricoeur)

En esta página queremos ofrecer los salmos modernos que son los poemas. En ellos se descubre magníficamente, la búsqueda humana de sentido, el itinerario hacia Dios, hecho de silencio, gritos, contemplación y encuentro con los otros seres. En la portada habrá siempre un poema, que se renovará periódicamente. Los que han ido apareciendo, se podrán recuperar en el “cuaderno de poemas”, que viene a continuación como enlace.

icono_Esposo1

Icono “El Esposo”. Monasterio de la Resurrección 
Canonesas del Santo Sepulcro. Zaragoza

BASTA MORIR Y TODO RESUCITA  (Emilio del Río)

Basta morir y todo resucita.
La muerte fue al costado rectamente.
Una cruz, una lanza que consiente.
Y el agua toda al mar se precipita..

Rompió la letra de sentencia escrita
Abrió la luz, mañana indeficiente.
Estremeció de gozo la corriente. 
A su Ascensión la creación gravita.

Basta morir para tomar derecho
el puerto inalterable, deseado,
y allí vivir de muerte y Vida entera.

Basta morir del todo en este lecho,
dándose en la raíz por acabado,
pero exultando al pie de primavera.

Emilio del Río (Valdanzo. Soria 1928). Profesor, publicista, crítico. Comenzó su obra poética a partir de 1950. En “América, noche y alba” relató poéticamente su experencia tras el terremoto de Guatemala. Desde allí sintió y expresó que la tierra y la palabra, la historia humana y la cultura son sagradas. Piensa que, como dijo San Ireneo hace siglos, “la persona humana es la gloria de Dios”. En este poema canta la Resurreción de Jesús como el Acontecimiento de su y nuestro triunfo de Vida.

 Cuaderno de poemas 1 (Mayo 2004)

Cuaderno de poemas 2 (Julio 2014)
(en ellos se pueden recuperar o leer los poemas publicados)